Read this article in English here.

Para las 6 horas de esa mañana en noviembre de 2020, las cosas ya habían empezado mal para Iván Granillo.

Se perdió las tres alarmas que normalmente lo despiertan entre semana para sus turnos temprano por la mañana en un centro de distribución en San Diego. Él corrió para dejar su hogar en Tijuana y manejó al puerto de entrada de San Ysidro para cruzar hacia los Estados Unidos. Le llamó a su jefe quien dijo, “Lleva tu trasero al trabajo”.

Pero para Granillo las cosas estaban a punto de empeorarse. Nunca llegaría a su turno esa mañana.

Por Qué Esto Importa

Se cree que el tráfico mediante mulas ciegas es raro, pero es difícil decir exactamente cuántas personas son transportistas sin saberlo. Para aquellos inocentes que son arrestados en la frontera, sus vidas cambian de forma irrevocable.

En vez de eso, oficiales federales encontraron casi 100 libras de metanfetamina dentro de una mochila negra y dos bolsas de plástico en la cajuela de su auto. Fué arrestado, cuestionado y acusado de importar una sustancia controlada a nivel federal. De ser encontrado culpable, estaría enfrentando una condena mínima de 20 años en prisión debido a una condena previa por drogas.

Granillo dice que no tenía idea de que las drogas estuvieran en algún momento en su auto, y a lo largo del año de batalla legal, él alegó lo que abogados defensores, expertos en crimen y funcionarios de gobierno llaman “mula ciega” o defensa de transportista insospechado (unknowing carrier defense en inglés).

El tráfico de drogas a través de mulas ciegas ha sido una estrategia conocida durante décadas entre los traficantes de droga mexicanos, dijeron expertos en crimen a inewsource. Los cárteles colocan las drogas en el auto de un conductor insospechado – el transportista, típicamente alguien que cruza frecuentemente la frontera entre los Estados Unidos y México – y después las drogas son recogidas en el lado estadounidense sin que el conductor se entere.

Es conocida como la defensa de referencia – “No sabía que habían drogas en el auto” – para los traficantes que son atrapados en el acto. El gobierno dice que la mayoría de las personas que cruzan la frontera con drogas escondidas sabe lo que están haciendo.

Iván Granillo es fotografiado afuera del puerto de entrada en San Ysidro el 5 de mayo de 2023. Granillo fué declarado no culpable de cargos de importación de drogas que él dice se originaron por drogas que fueron colocadas en su auto sin su conocimiento antes de que fuera atrapado con ellas cruzando la frontera entre Estados Unidos y México. (Zoë Meyers/inewsource)

Pero los abogados defensores sostienen que el fenómeno ocurre más frecuentemente de lo que reconoce el gobierno.

Y aún después de años de evidencia que apunta hacia uso de mulas ciegas, el gobierno de los Estados Unidos ha tomado poca acción para advertirle al público sobre una amenaza que podría afectar a aquellos que viajan entre los más de 15 millones de vehículos personales que cruzan anualmente el puerto de entrada de San Ysidro.

Un vocero de La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos, la agencia federal encargada de patrullar las fronteras estadounidenses, dijo que los traficantes de drogas utilizan un rango de métodos para llevar drogas ilegales a los Estados Unidos que “pueden incluir tomar ventaja de personas que cruzan con frecuencia el límite internacional”.

“Esta es una oportunidad para recordarle al público que viaja que se mantenga vigilante al presentarse en un puerto de entrada, y que los viajantes son responsables de todo lo que traen a través de la frontera”, escribió el vocero en un correo electrónico.

Tecnologías más nuevas como los rastreadores GPS hacen más fácil que los traficantes rastreen las drogas a lo largo de la frontera. Y más recientemente, la introducción del fentanilo al mercado de las drogas ha hecho más viable el uso de mulas ciegas debido a que la potente droga puede ser transportada en cantidades más pequeñas.

En consecuencia, la epidemia de fentanilo de los Estados Unidos ha intensificado la urgencia del gobierno para interceptar los mortales narcóticos antes de que lleguen a los Estados Unidos y tomar acción sobre aquellos que son detenidos traficándolos — en particular en el puerto de entrada de San Ysidro, el puerto de entrada más transitado en el mundo y el que el director del puerto ha llamado “zona cero” para las tendencias de tráfico de drogas. 

Desde octubre, los funcionarios fronterizos han interceptado más de 68,000 libras de drogas ilegales en puertos de entrada de California, a pesar de que se cree que la grán mayoría de las drogas que pasan a través de la frontera no son detectadas. 

Granillo, quien es ciudadano estadounidense, enfrentó una difícil decisión: declararse culpable para recibir una sentencia más baja o correr el riesgo de ir a juicio. Eligió lo segundo.

“Estaba asustado … pero sabía que no estaba haciendo (nada) ilegal”, dijo Granillo recientemente en una entrevista con inewsource.

En septiembre de 2021, un jurado declaró no culpable a Granillo. Pero no después de que pasara casi un año de su vida en la cárcel, perdiera su trabajo y la estabilidad general de su vida. Su caso testifica la manera en la que el sistema de justicia criminal puede poner de cabeza la vida de un acusado antes de que siquiera sea declarado culpable. 

“Estar trás las rejas, puedes decir que solo son nueve meses, pero déjame decirte, un día tras las rejas cuando no estás ahí – la libertad no tiene precio”, dijo Granillo. “Yo perdí nueve meses de mi vida por algo (sobre) lo que no tenía ninguna idea”.

Existen más como Granillo – arrestados por traficar drogas que ellos dicen no tenían idea que estaban transportando: un maestro de escuela camino al trabajo, una recepcionista regresando de vacaciones, un mecánico recogiendo refacciones en los Estados Unidos.

Los expertos en crimen concuerdan que los traficantes asechan a una pequeña fracción de quienes cruzan la frontera para ser transportistas insospechados – y que la amplia mayoría de las personas que cruzan la frontera no serían víctimas probables – pero es casi imposible saber cuántos son.

Para aquellos inocentes atrapados en el esquema, sus vidas cambian de forma irrevocable.

‘La mula ciega’ 

La mula ciega es ventajosa para los cárteles por varias razones según Victor Clark Alfaro, experto sobre crimen organizado y profesor de la Universidad Estatal de San Diego quien reside en Tijuana.

Los cárteles no le tienen que pagar al transportista y el transportista no tiene ninguna información sobre los cárteles que pudiera ser revelada durante los interrogatorios del gobierno, dijo Clark Alfaro.

“Claro, el riesgo está siempre en que encuentran la droga y se pierde la mercancía y se pierde la inversión”, dijo Clark Alfaro. “Pero ya estará otra mula seca cruzando seguramente el mismo día con droga. Así es que es una apuesta con muchas posibilidades de ganar más que lo que tienen de perder”.

La popularidad de los narcóticos incluyendo al fentanilo también hacen que el tráfico mediante mulas ciegas sea atractivo para las organizaciones de tráfico de drogas, dijo Clark Alfaro. El potente narcótico, el cual es hasta 50 veces más fuerte que la heroína, puede ser transportado en cantidades mucho más pequeñas, haciendo que sea más fácil ocultarlas de los conductores insospechados.

Autos se acercan al puerto de entrada en San Ysidro el 5 de mayo de 2023. (Zoë Meyers/inewsource)

“El potencial económico es enorme”, dijo Clark Alfaro.

Cuando Granillo fué arrestado en noviembre del 2020, dijo que apenas había llevado su vida “al buen camino” de nuevo. Él había terminado recientemente una sentencia de cuatro años de prisión por un cargo previo de tráfico de drogas por el cual se declaró culpable.

Estaba trabajando en su “empleo soñado”, manteniendo a su esposa y a sus tres hijos cuando de repente fué desviado del camino – de nuevo arrestado y enviado a la cárcel, esta vez por un crimen que él dijo no cometió.

“En los primeros meses me puse de rodillas antes de (irme) a dormir y le pregunté a dios … le pregunté todos los días, ‘¿Por qué, por qué, por qué, dios, si tú sabes que soy inocente, por qué estoy aquí?’”, recordó Granillo.

Recientemente, las autoridades de Tijuana han notado un incremento en lo que serían casos potenciales de mulas ciegas. Inclusive algunos han reportado a mulas ciegas traficando con humanos en lugar de drogas.

José Fernando Sánchez González, secretario de seguridad y protección ciudadana de la ciudad de Tijuana, dijo que los traficantes de drogas buscan vehículos que cruzan frecuente y constantemente hacia los Estados Unidos desde Tijuana, como aquellos que pertenecen a personas que trabajan en los Estados Unidos y viven en Tijuana.

La ciudad recibe reportes frecuentemente de residentes quienes dijeron fueron usados como mulas ciegas antes de que siquiera cruzaran hacia los Estados Unidos.

“En muchas ocasiones, las personas nos dicen que en el transcurso de la noche escuchamos mucho ladrar de los perros y por eso decidí cuando salí, agacharme a ver si no había nada anormal con mi vehículo”, dijo Sánchez González. “O personas que revisan las cámaras de sus casas y ahí se dan cuenta que andaba gente extraña rondando sus domicilios en la madrugada”. 

Los traficantes en ocasiones acechan a choferes de camiones comerciales quienes pasan a través de los puertos de entrada en California para mover cargas como mulas ciegas, pensando que es menos probable que los choferes inspeccionen lo que están transportando antes de cruzar, dijeron expertos.

Otros esquemas incluyen a traficantes que le pagan a alguien quien puede cruzar de forma legal hacia los Estados Unidos para realizar alguna tarea – como traer dinero o un objeto a los Estados Unidos – como distracción, y después plantan drogas en el auto de la persona o inclusive dentro del objeto.

Otros casos parecen involucrar a individuos que cayeron en la trampa puesta por alguien cercano a ellos.

Una mujer arrestada en 2021 por tráfico de drogas le dijo a la corte que creía que su ex novio le había tendido una trampa. Durante una vacación de fin de semana con el novio, dejó su carro y sus llaves en la casa del mismo en Tijuana.

La noche en que regresaron a Tijuana, la mujer condujo de regreso hacia los Estados Unidos y fué esposada en la frontera antes de siquiera llegar al área de inspección secundaria. Los oficiales encontraron casi 200 libras de metanfetamina y fentanilo en su auto.

“Estaba sorprendida, conmocionada, confundida. Todas las emociones estaban corriendo, como, ‘Espera. Espera. Espera. ¿Qué pasó?’ Como tratando de entender qué estaba pasando”, le dijo ella a un jurado en su juicio.

El jurado la declaró no culpable en febrero de 2022.

Otra mujer fué arrestada en 2021 mientras cruzaba la frontera para ver a su doctor en los Estados Unidos debido a un procedimiento relacionado con su embarazo de entonces ocho meses. Ella estaba teniendo contracciones, estaba ansiosa, y sin saberlo, dijo ella, cruzó con más de 50 libras de metanfetamina, fentanilo y heroína en su carro. 

Ella ganó su juicio en la corte federal en septiembre de 2022.

Caleb Mason ha revisado miles de casos federales de importación de drogas, tanto en su tiempo como fiscal adjunto de los Estados Unidos para el Distrito Sur de California y cuando realizaba investigación para un estudio sobre la economía del tráfico de drogas. 

En ese estudio, Mason examinó casi 10,000 reportes de arresto de individuos aprehendidos entre 2006 y 2010 mientras cruzaban algún puerto de entrada en California con drogas escondidas. Él dijo que en la mayoría de los casos que revisó, los transportistas fueron remunerados – y la cantidad de sus pagos incrementó con el nivel de riesgo de sentencia que asumieron al transportar las drogas. 

Entre los casos que Mason revisó, alrededor del 2% fueron rechazados por el gobierno sin alguna razón obvia. Esos casos fueron probables incidentes de mula ciega, le dijo Mason a un jurado durante un caso por drogas en 2016 en el cuál sirvió como testigo experto.

“Mi conclusión es que (los casos) son raros, pero son reales”, dijo Mason durante una entrevista con inewsource. Aún así, es difícil responder con exactitud qué tan raros son.

“No sé la respuesta a eso. Nadie la conoce, no hasta que encontremos documentos de contabilidad de los cárteles”.

Según Mason, las organizaciones de tráfico de drogas usarán mulas ciegas cuando el costo de utilizar una sea más bajo que el de pagarle a una mula. Otras circunstancias se tienen que alinear también: oportunidades para que las drogas sean cargadas y recogidas sin que el chofer lo sepa.

¿Otro beneficio de usar mulas ciegas? Es menos probable que sean atrapados, dijo Mason.

Autos se acercan al puerto de entrada en San Ysidro el 5 de mayo de 2023. (Zoë Meyers/inewsource)

Uno de los motivos más comunes por los cuales un conductor es referido a inspección secundaria mientras pasa la frontera es el nerviosismo aparente, dijo Mason. Las mulas ciegas no estarían nerviosas debido a que no saben que están llevando drogas.

Reportes noticiosos recientes cuentan historias de mulas ciegas que atraviesan la frontera sólo para descubrir después lo que están transportando.

El año pasado, Fox 11 reportó que una mujer que manejó a un Jiffy Lube después de ver humo saliendo de su auto más tarde se dió cuenta que estaba siendo utilizada como mula ciega después de que los mecánicos encontraran dos bultos de drogas y un dispositivo GPS pegado con cinta al fondo de su auto.

En enero, Telemundo 20 reportó que una mujer que había cruzado la frontera escuchó sonidos extraños saliendo de su cajuela. Ella estacionó su auto en Sorrento Valley y cuando abrió su cajuela, dos personas salieron corriendo de su vehículo, según dijo al noticiero.

Ale Uzárraga, residente de Tijuana quien trabaja como fotógrafa y maestra en San Diego, dijo que su hermana fué usada de manera similar.

Alrededor del 2016, Uzárraga dijo, su hermana manejó de Tijuana a San Diego para trabajar como lo hacía todos los días, pero después de estacionar su carro, su compañero de trabajo notó a alguien retirando paquetes del carro de su hermana.

“Cuando vió afuera de la ventana, ella vió a un hombre sacando paquetes de abajo de su carro y entonces llamó al 911”, dijo Uzárraga.

Para el momento en el que llegó la policía, el hombre se había ido, pero la policía le dijo que los paquetes probablemente eran heroína, dijo Uzárraga. 

‘Estamos arruinando muchas vidas’

Desde 2017, casi 9,000 personas han sido acusadas por importación de drogas en el distrito federal sur de California. A pesar de que no todos esos casos terminaron, o van a terminar en condena, las consecuencias para los acusados que pierden el juicio son elevadas: una sentencia mínima de cinco o 10 años en prisión para los infractores primerizos basada en la cantidad de drogas con las que fueron atrapados.

“Algunas personas no quieren tomar ese riesgo. Y simplemente es muy difícil. Tienes que saber que si sigues y si pierdes, estás viendo a un mínimo de 10 años”, dijo Mayra García, abogada federal defensora en San Diego.

Los acusados que llegan a un acuerdo pudieran calificar a sentencias reducidas de entre tres a cinco años. García representó a un maestro de escuela en San Diego quien fué atrapado el año pasado cruzando la frontera con más de 90 libras de fentanilo y metanfetamina.

El caso de ese hombre era fuerte, dijo García. Los investigadores, dijo, encontraron un dispositivo GPS en su auto – algo que podría ayudar a un traficante de drogas a localizar las mismas estando en el lado estadounidense de la frontera y que ha sido visto en otros casos de mulas ciegas.

Después de meses de apariciones en la corte, su caso fué rechazado en enero, a menos de dos meses de que iniciara el juicio.

Pero aún así pasó tres semanas en la cárcel después de su arresto, se perdió de unas vacaciones planeadas desde hace mucho tiempo, perdió su trabajo, y no ha podido recuperar su auto, su teléfono ni su fianza de los funcionarios de aduanas. Solo hasta fechas recientes pudo recuperar su auto.

“Mi vida entera ha cambiado totalmente”, dijo el hombre, quien le pidió a inewsource ocultar su nombre por miedo a represalias. “Sólo así, mi mundo entero se puso de cabeza”.

“No puedo regresar a mi vida normal”, dijo.

Él también sufrió física y mentalmente a raíz del arresto. Ahora él lidia con ansiedad y depresión y cruzar la frontera, algo que él aún hace de manera frecuente a través de la línea peatonal, es una fuente importante de estrés.

“Cada vez que tengo que cruzar, ni siquiera quiero cruzar. Le tengo miedo a cruzar todos los días. Lo odio”, dijo él. No planea conducir a través de la frontera jamás por lo que le pasó.

La Oficina del Fiscal del Distrito Sur de los Estados Unidos, la oficina que toma las decisiones de presentar cargos federales en contra de individuos, dijo que persigue a personas acusadas por importación de drogas ilegales cuando la evidencia lo apoya.

Autos se acercan al puerto de entrada en San Ysidro el 5 de mayo de 2023. (Zoë Meyers/inewsource)

“Tomamos decisiones de acusaciones basados en la evidencia, y sólo presentamos cargos después de consideración cuidadosa cuando hemos determinado que existe evidencia suficiente para probar un crimen más allá de la duda razonable”, dijo Randy Grossman, fiscal del distrito sur de los Estados Unidos, en una declaración vía correo electrónico.

“En casos raros, hemos rechazado debidamente un cargo criminal basándonos en hechos o circunstancias nuevas, consistentes con nuestro compromiso a la ética, responsabilidad profesional, y a la constitución”.

Dan Smith, abogado defensor federal de San Diego Defenders en Chula Vista, dijo que ha visto “al menos cien” casos de mulas ciegas en sus 32 años ejerciendo derecho, muchos de los cuales terminaron en acuerdos con la corte..

Smith dijo que los casos donde “las estrellas se alinean” con suficiente evidencia para correr el riesgo del acusado en la corte, son raros.

Uno de esos casos lidió con un hombre de 72 años quien fué arrestado en 2014 después de que oficiales de aduanas encontraran casi 50 libras de metanfetamina en su auto.

El hombre se ganaba la vida comprando carros en los Estados Unidos para después repararlos y venderlos en Tijuana. Él estaba cruzando la frontera para recoger autopartes de una tienda en los Estados Unidos cuando los oficiales encontraron las drogas empaquetadas en una llanta de refacción, dijo Jon Pettis, otro fiscal de San Diego Defenders quien trabajó en el caso. Después un jurado lo declaró no culpable.

“No hay duda de que estamos gastando mucho dinero y estamos arruinando muchas vidas al sentenciar a personas que son inocentes”, dijo Smith, añadiendo que esas acusaciones se enfocan regularmente en “el eslabón más débil”. “Están acusando a personas, muchas de las cuales no tienen conocimiento o muy poco conocimiento de dónde llegaron posiblemente las drogas”, dijo Smith.

Dos años después de su arresto, Granillo dice que aún no se ha recuperado. Él está batallando en el trabajo y con su salud.

“Me siento muy mal, muy mal. Como si todos quisieran aprovecharse de mi … tengo coraje, más que nunca en mi vida”, dijo Granillo.

Él quiere seguir adelante y enfocarse en mantener a su familia. Pero aún le molesta que su libertad fué puesta en riesgo sin siquiera saberlo.

“El hecho de que no les importó. Ellos dicen, 20 años de su vida, okay, sólo juega, avienta los dados”, dijo Granillo. “No es su vida, es mi vida”.

Type of Content

News: Based on facts, either observed and verified directly by the reporter, or reported and verified from knowledgeable sources.

Avatar photo

Sofía Mejías-PascoeINVESTIGATIVE REPORTER – BORDER AND IMMIGRATION

Sofía Mejías-Pascoe is a border and immigration reporter covering the U.S.-Mexico region and the people who live, work and pass through the area. Mejías-Pascoe was previously a general assignment reporter and intern with inewsource, where she covered the pandemic’s toll inside prisons and detention...